sábado, 13 de marzo de 2010

Cazuza

Se llamaba Agenor de Miranda Araújo Neto, pero todos lo conocían por Cazuza. Una de sus canciones –El tiempo no para– fue traducida al español por Gustavo Cordera y grabada en el primer álbum de la Bersuit, pero su nombre no es tan conocido en la Argentina como ese tema.

Cazuza fue uno de los tipos más grossos del rock brasileño. Sus canciones, elogiadas desde el inicio de su carrera por Caetano Veloso, que grabó
Todo o amor que houver nessa vida, se siguen escuchando en las radios brasileñas y las saben de memoria personas de todas las edades. Lideró la banda Barão Vermelho, junto a Roberto Frejat, y fue parte de una generación que incluyó a músicos como Renato Russo, Cássia Eller y Ney Matogrosso. Fue de esos jóvenes geniales con una vida intensa y trágicamente breve. Tomaba mucho, en líquido y en polvo. Fue detenido más de una vez por posesión de marihuana. Era bisexual y nunca quiso ocultarlo. Escribió algunos de los más importantes clásicos del rock brasileño y brilló en el festival Rock in Rio, el más importante de América del Sur. Empezaba el 85 y cantóPro dia nascer feliz, festejando la vuelta de la democracia. En 1989, su álbum O tempo não pára batió todos los récords de su país, con 500 mil copias vendidas. Con ese mismo título, en 2004, Sandra Werneck e Walter Carvalho filmaron una película sobre su vida.

En febrero de 1989, Cazuza había sido el primer artista brasileño en reconocer en público que tenía sida. Murió el 7 de julio de 1990. Tenía 32 años.

Ideologia (1988)

Mi partido
es un corazón partido
y las ilusiones
están todas perdidas
Mis sueños
fueron todos vendidos
tan barato
que no lo creo
¡Ah! no lo creo...

Que aquel muchacho
que iba a cambiar el mundo
cambiar el mundo
frecuenta ahora
las fiestas del “Grand Monde”...
Mis héroes
murieron de sobredosis
Mis enemigos
están en el poder
¡Ideología!
Yo quiero una para vivir...

Mi placer
ahora es riesgo de vida
Mi sex and drugs
no tiene ningún rock n’ roll
Voy a pagar
la cuenta del analista
para nunca más
tener que saber
quién soy
Ah, saber quién soy...

Porque aquel muchacho
que iba a cambiar el mundo
ahora mira todo
desde arriba del muro.


El tiempo no para

Disparo contra el sol
con la fuerza del ocaso
Mi ametralladora
está llena de magia.
Pero soy solo un hombre más.
Cansado de correr
en la dirección contraria,
sin podio de llegada
y mi amor me corta la cara,
porque soy sólo un hombre más.
Pero si pensás que estoy derrotado,
quiero que sepas que me la sigo jugando
porque el tiempo, el tiempo no para.

Unos días sí, otros no,
estoy sobreviviendo sin un rasguñón,
por la caridad de quien me detesta.

Y tu cabeza está llena de ratas.
Te compraste las acciones de esta farsa
y el tiempo no para.
Yo veo el futuro repetir el pasado,
veo un museo de grandes novedades
y el tiempo no para, no para.

Yo no tengo fechas para recordar
mis dias se gastan de par en par
buscando un sentido a todo esto.

Las noches de frío es mejor ni nacer,
las de calor se escoje matar o morir
y así nos hacemos Argentinos!!
Nos tildan de ladrones, maricas, faloperos,
y ellos destruyeron un país entero,
pues así se roba mas dinero.


De sus propias palabras

DROGAS. “En relación a la droga, por ejemplo, la posición de la ley es ridícula. Nunca se bebió tanto en los Estados Unidos como en los tiempos de la ley seca. Prohibir, ¿a quién le interesa? Para la mafia de Bolivia, de Colombia, de Brasil. En los tiempos de Freud, la cocaína se vendía en cualquier farmacia. Marihuana, los indios fumaron toda la vida”.

DIOS. “Si veo un cura, salgo corriendo. Pero los valores del cristianismo me gustan. Estoy contra la idea del pecado. Cristo propuso la duda, eso es maravilloso. Él dudó hasta el fin. Me parece fantástico porque la duda es creativa”. // “Los marginales están cerca de Dios. Toda oveja descarriada ama más, odia más, siente todo más intensamente; aunque yo mismo no me siento así. Tal vez sea más burgués de lo que transmito en mis canciones. Yo convivo con esas personas y lo que hago es una defensa de ellas”.

SIDA. “Escribo en una tarde cenicienta y fría. Trabajo para espantar la soledad. Hoy asumí en público mi enfermedad. Estoy más liviano, más libre, pero todavía tengo muchos miedos. Miedo de volar, de amar, de morir, de ser feliz. Miedo de hacer análisis y perder la inspiración... Gano dinero cantando mis desgracias. Comprar una hacienda y tener hijos, tal vez fuese una manera de quedarme para siempre en la tierra, porque los discos se rayan y se quiebran”.

MUERTE. “Me siento libre, sin miedo de morir. La última vez que fui a una clínica, vi la cara de la muerte, entré y salí, no sé cómo. Está claro que no quiero morir, pero tampoco quiero sufrir. Ya pensé en el suicidio, pero ahora eso ni se me pasa por la cabeza. Hablé con el médico: si pasa alguna cosa conmigo, no quiero ver. Que me dé morfina, mucha morfina, quiero irme durmiendo”. // “Para mí, el amor es lo contrario a la muerte. Por eso no tengo miedo de morir. Yo estoy amando. Estoy amando a un hombre. Eso, para mí, es coraje. Y es contra la careteada”.

Opinión:

A Cazuza lo logré escuchar gracias a la película del 2004 de casualidad la vi en la tele y me parece interesante ampliar cada sección y hoy en la de música y además sociedad me parece un personaje muy rico en su rock y en su poesía, realmente único.
Inconscientemente pude ser que como yo muchos ya lo conozcan por la traducción que tiene Bersuit de la canción el tiempo no para
La verdad su historia es muy triste y controvercial para esa época ya que murió muy joven, a los 32 años, pero su música es genial y una importante fuente de inspiración son sus palabras, un verdadero pensador contemporáneo, un aporte a la cultura brasilera y de américa, por lo menos del sur. Si pueden vean la película que es muy buena y escuchen sus canciones que son por de más geniales

No hay comentarios: